<<  Ô  >>





 

En San Miguel de Azapa, al interior de Arica, se encuentra un cementerio con dos mil quinientos años de antigüedad. Hasta allí, desde mediados del siglo pasado, cada 1º de noviembre, los deudos acuden para compartir con sus difuntos. Ofrecen comida, bebida, flores y música en favor de su finado. Surge una fiesta única, que a la vez son muchas, desbordantes en despilfarro, una manera distinta de relacionarse con la muerte.

Nuestra realización es parte de una investigación aún en curso, que abarca con distintas miradas diversos tópicos de las festividades del valle. Los invitamos a ver esta sinopsis.


Email: azapa@mail.cl  _erardo@mail.com 



Realización: César Borie, Andrés Fortunato, Gerardo Mora & Juan Solar 2004-2005/Hi-8, Digital 8 y MiniDV/ 30:13’